ZAFUS, BOLSTERS Y  ALMOHADAS TERAPÉUTICAS

Todos nuestros productos rellenos tienen funda desmontable que puede ser lavada a mano o en el lavarropas.
Al estar compuestas por materiales orgánicos, recomendamos mantenerlos en lugares secos.

 

TARJETAS PERSONALES PLANTABLES

 

El Papel Plantable es un papel 100% artesanal y reciclado. El cual, dentro de su conformación tiene semillas de hortalizas o aromáticas. Cuando este papel es plantado en una maceta con tierra fértil, las semillas crecen, el papel se degrada y no quedan residuos; sino por lo contrario, nace una nueva vida.

 

¿Cómo plantarlo?

 

1. Sumergí el papel en un recipiente durante 1 minuto.

2. Colocar el papel de modo horizontal en una maceta con ¾ de tierra fértil.

3. Cubrir con una fina capa de tierra fértil, regar y dejar en un lugar templado e iluminado.

4. Regar diariamente, a partir de los 15 días aparecerán los primeros brotes.

 

MATS

 

A todos nos gusta subirnos a un mat limpio, sin olor ni manchas ni marcas. Por eso recomendamos mantenerlos enrollados y sin peso encima para que no se deformen ni se marquen.

Además, les ofrecemos el “Mat Cleaner” de Viveka, que está compuesto de los aceites escenciales Bergamota, Tea Tree y Menta, ideal para ponerle a tu mat después de ser usado manteniéndolo como nuevo. 

 

ALMOHADITA TERAPÉUTICA ORGÁNICA

Las almohaditas, rellenas de semillas de lino y flores de lavanda, se utilizan con diversos propósitos, de manera sencilla y natural, y en tu propia casa. Se pueden aplicar en frío o en calor, según lo que se desea tratar, y son completamente seguras, aunque NO reemplazan prescripciones médicas. Se recomienda utilizar calientes en la zona del torso y frías en las extremidades, pero hay excepciones. Sirven para relajar, desinflamar y quitar tensiones. La lavanda tiene la capacidad de des-apaciguar el sistema nervioso otorgando una gran relajación al momento de combatir diversos tipos de tensiones, ya que contribuye de forma óptima disminuyendo el estrés, y proporcionando de forma agradable una increíble sensación de bienestar. Si a esto le sumamos la maleabilidad de las semillas de lino, obtenemos unas almohadas terapéuticas que se amoldan con facilidad, a la cabeza, cuello, abdomen, rodillas, espalda, brazos, tobillos, pecho, y cualquier sitio corporal que necesite tratamiento.

Se recomienda seguir indicaciones de calentamiento y enfriado, ya que si se exceden los tiempos o se realiza de otro modo, las almohaditas corren riesgos de quemado o humidificación, perdiendo sus propiedades.

Para CALENTAR:

Microondas: Varía según la potencia del horno, por lo que se recomienda probar períodos de 30 segundos en la graduación mínima de calor, hasta llegar a la temperatura adecuada. Se recomienda meter dentro de una bolsa de nylon.

Horno: Envolver en papel aluminio, dejar que el horno llegue a la temperatura de 200º, apagarlo, y ubicar la almohadita de 3 a 5 minutos.

Utilización en CALIENTE: Insomnio (caliente antes de dormir o a temperatura ambiente bajo la almohada), Lumbago, Discopatías, Dolores de espalda y musculares, Estrés, Dolor Menstrual, Contracturas, Colon Irritable, Congestión Nasal (utilizarla tibia directo sobre la zona), Estados gripales, Tos, Cefaleas, Cólicos, Bursitis, Artritis, Bronquitis, Asma.
Se utilizan reemplazando la bolsa de agua caliente para calentar la cuna o las manos.

Para ENFRIAR:
Ubicar dentro de una bolsa de nylon herméticamente cerrada dentro del freezer o congelador por al menos 45 minutos a 1 hora.

Utilización en FRÍO: Sirven para desinflamar, Hematomas, Mastitis, Bajar la fiebre, Migrañas, Pies cansados, Dolor de muelas, ojos hinchados, Esguinces.

Además, pueden utilizarse a temperatura ambiente para relajar cualquier zona corporal. En yoga, suelen ubicarse sobre los ojos para la relajación final, o Savasana, ya que potencian el descanso luego de la práctica.

Su delicioso aroma puede intensificarse de vez en cuando, con sólo una gotita de aceite esencial de lavanda. Pueden también guardarse entre la ropa blanca, ya que además son antibacteriales y antisépticas.