Como nos caracteriza, las velas están hechas a mano, con envases reutilizados y decoradas con alambre por Moira, nuestra artesana favorita que siempre nos deja su toque especial.

Tienen 3 aromas diferentes: vainilla, lavanda y jazmín, cada uno con una decoración especial que las distingue.

La cera de soja es un material derivado de plantas, una fuente renovable y biodegradable creando así un producto sostenible. Además favorecen el bienestar gracias a las propiedades de la aromaterapia.

Producen un 90 por ciento menos del hollín que mancha los muebles y las paredes, se queman totalmente, duran hasta el doble de tiempo y los derrames son fáciles de limpiar. Su combustión no constituye ningún riesgo, porque son 100% naturales; no son tóxicas y no aumenta los niveles de CO2 en el ambiente al calentarse y no producen residuos ni hollín.

 

La cera de soja tiene un punto de fusión bajo, 48º , no quema . Esto permite que los aceites esenciales añadidos se dispersen antes en el ambiente desprendiendo un aroma más fresco, intenso y duradero. Además, esto hace que estas velas añadiéndoles aceites esenciales sean utilizadas en centros de masaje como terapia natural. Al quemar se hace un aceite que puede aplicarse directamente en la piel con un suave masaje.

* El JAZMÍN es un poderoso natural antidepresivo y puede producir sentimientos como optimismo y euforia.

* Una de las propiedades más importantes que podemos destacar de la VAINILLA es la cualidad calmante de su aroma: si hay algo que te preocupe, impregna la habitación con aroma de vainilla y verás la posible solución de una forma más clara.

* La LAVANDA tiene un efecto calmante, facilita el sueño, relaja músculos y es excelente en estados de ansiedad y estrés

Vela de cera de soja

$700 $650
Vela de cera de soja $650
¡Genial! Tenés envío gratis
Envío gratis superando los $2.500
Entregas para el CP:

Envío gratis superando los $2.500

Como nos caracteriza, las velas están hechas a mano, con envases reutilizados y decoradas con alambre por Moira, nuestra artesana favorita que siempre nos deja su toque especial.

Tienen 3 aromas diferentes: vainilla, lavanda y jazmín, cada uno con una decoración especial que las distingue.

La cera de soja es un material derivado de plantas, una fuente renovable y biodegradable creando así un producto sostenible. Además favorecen el bienestar gracias a las propiedades de la aromaterapia.

Producen un 90 por ciento menos del hollín que mancha los muebles y las paredes, se queman totalmente, duran hasta el doble de tiempo y los derrames son fáciles de limpiar. Su combustión no constituye ningún riesgo, porque son 100% naturales; no son tóxicas y no aumenta los niveles de CO2 en el ambiente al calentarse y no producen residuos ni hollín.

 

La cera de soja tiene un punto de fusión bajo, 48º , no quema . Esto permite que los aceites esenciales añadidos se dispersen antes en el ambiente desprendiendo un aroma más fresco, intenso y duradero. Además, esto hace que estas velas añadiéndoles aceites esenciales sean utilizadas en centros de masaje como terapia natural. Al quemar se hace un aceite que puede aplicarse directamente en la piel con un suave masaje.

* El JAZMÍN es un poderoso natural antidepresivo y puede producir sentimientos como optimismo y euforia.

* Una de las propiedades más importantes que podemos destacar de la VAINILLA es la cualidad calmante de su aroma: si hay algo que te preocupe, impregna la habitación con aroma de vainilla y verás la posible solución de una forma más clara.

* La LAVANDA tiene un efecto calmante, facilita el sueño, relaja músculos y es excelente en estados de ansiedad y estrés